Press "Enter" to skip to content

Un mercado en la cuerda floja

Por Greg Guenthner, desde Baltimore, Maryland

b/ El declive de la Bolsa ha generado una recuperación tremenda en el oro, ya que los traders están buscando estabilidad en un mercado volátil. Un breakout por encima de los US$ 1.300 ayudaría mucho al metal en su travesía de regreso a los máximos del 2018 y más allá.

 

Después de presenciar una impresionante remontada para comenzar el trading del 2019, los índices principales se resintieron con el anuncio de Apple y su baja en la proyección de ventas para este trimestre.

Así de frágil está el mercado…

Luego de eso vimos nuevas alzas, pero hay que estarse atentos.

Y mientras las acciones hacen lo posible para mantenerse a flote, los inversores están recurriendo una vez más al oro.

Una pequeña mirada y verás que el el oro se está acercando poco a poco hacia los US$ 1.300 la onza.

Una pequeña recapitulación…

A pesar de las condiciones volátiles del año pasado, el oro no tuvo un buen rendimiento en 2018. Después de alcanzar un máximo de US$ 1.360 por onza durante la corrección de hace casi un año, el oro mantuvo una tendencia a la baja. Luego, el metal tocó fondo el pasado octubre, luego de que su precio spot cayera por debajo de los US$ 1.200 por primera vez en más de un año.

Sobra decir que los partidarios del metal dorado quedaron sumamente decepcionados. Sin embargo, desde que la Bolsa comenzó a desmoronarse a principios del cuarto trimestre, las mineras de oro y el propio metal han vuelto a la vida. Ahora, están buscando ese enorme breakout que no se dio.

La última vez que revisamos los precios del metal el pasado diciembre, ya había rebotado una vez más desde su zona de resistencia de US$ 1.200, y estaba empujando hacia los US$ 1.250 por primera vez desde julio.

Ahora, el oro está escalando hacia los US$ 1.300 y a máximos de seis meses:

El declive de la Bolsa ha generado una recuperación tremenda en el oro, ya que los traders están buscando estabilidad en un mercado volátil. Un breakout por encima de los US$ 1.300 ayudaría mucho al metal en su travesía de regreso a los máximos del 2018 y más allá.

También cabe destacar lo siguiente:

Si bien el oro se estabilizó en el rango de los US$ 1.200 en septiembre, el VanEck Vectors Gold Miners ETF (NYSE: GDX), que agrupa a mineras que explotan el metal siguió cayendo hacia nuevos mínimos. Esto finalmente ha cambiado. Al principio, el breakout de octubre fue un desorden total. Sin embargo, parece que, finalmente, estas acciones volátiles han ganado la tracción que necesitaban para un repunte significativo.

Sinceramente,

Greg Guenthner

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *