Press "Enter" to skip to content

El gran desafío de los inversores alcistas

Por Greg Guenthner, desde Baltimore, Maryland

Entre temores comerciales que aún no se disipan y los efectos colaterales del “shutdown” del gobierno de Estados Unidos, el mercado no deja de dar pelea para transformar 2019 en un año exitoso. Atención con Tesla.

Hoy, de forma inusual para este espacio, comenzaremos hablando un poco de política.
En especial, sobre algunos unos cuantos insultos del jefe de jefes de la Casa Blanca.
Acabo de encontrar un artículo en Yahoo Finance que destaca algunas de las «víctimas inesperadas» del cierre gubernamental de Trump.

Las firmas de traslado de materiales peligrosos y las de importación, así como los viajeros internacionales, son solo algunos de los muchos que están perdiendo tiempo y dinero a raíz del cierre del gobierno, señala el informe.

Pero por extraño que parezca, en ningún momento mencionan al CEO de Amazon, Jeff Bezos. Y se ve que gracias al tiempo libre que Trump tiene por estos días en la Casa Blanca, se pudo tomar unos segundos para insultarlo el lunes por la noche:

“Lamento las noticias de que Jeff ‘el Tonto’ Bezos fuera superado por un competidor cuyos reportajes, según entiendo, son mucho más acertados que los de su periódico lobista, el Amazon Washington Post. ¡Ojalá el periódico pronto caiga en manos más competentes y responsables!”
El tweet de Trump hace referencia a un reportaje del National Enquirer, que adjudica el inminente divorcio de Bezos a una supuesta aventura con Lauren Sanchez, la esposa de un famoso agente de talentos de Hollywood. Pero más allá de los chismes de la prensa, Trump ya he tenido problemas con “el Tonto” Bezos desde hace un tiempo. El Presidente detesta al Washington Post, al punto que a fines del año pasado, incluso declaró que su gobierno estaba investigando infracciones antimonopolio por parte de Amazon.

Francamente, no sé qué implica todo esto para el “Muro de Trump”, pero dudo que los accionistas de Amazon estén preocupados por esta guerra de insultos unilateral. Después de todo, las acciones de Amazon han ganado más de un 20% desde el 24 de diciembre a la fecha.
Y mientras las acciones tecnológicas como Amazon dan inicio a una fuerte remontada, el Bitcoin una vez más parece debilitarse.

Las principales criptomonedas se vinieron abajo en la tarde del domingo, con el Bitcoin cayendo hasta los US$ 3.500 por primera vez en casi un mes.

Y, al revés del mercado accionario, aunque rebotaron el lunes, volvieron a caer ayer martes.
Tal vez recuerdes que en diciembre, la primera criptomoneda gozó de un repunte flash de US$ 1.000 desde sus mínimos, coqueteando brevemente con niveles superiores a los US$ 4.000. Sin embargo, parece que los actores bajistas han tomado las riendas una vez más: el Bitcoin actualmente podría caer de nuevo hacia sus mínimos recientes…

Parece que el Bitcoin tiene una cita con los US$ 3.000. Si los vendedores terminar tomando el control, la primera criptomoneda podría esperar nuevos mínimos de 52 semanas antes de fin de mes.

Elon saca la tijera podadora…

Dando un salto enorme desde las criptos hacia el espacio sideral, SpaceX está reduciendo su plantilla laboral en un 10%, todo en pos del desarrollo de dos grandes nuevos proyectos.
Aparentemente, Elon Musk necesita aprovechar cada centavo en la alcancía de SpaceX para que sus proyectos Starship y Super Heavy despeguen. En un comunicado reportado por Los Angeles Times, Musk afirma que SpaceX “debe convertirse en una compañía más ágil… debido a los obstáculos extraordinarios que tiene por delante”.

Mientras SpaceX compite con Boeing por esos jugosos contratos con la NASA, otro de los proyectos de Elon está despegando. Las acciones de Tesla Inc. (NASDAQ: TSLA) siguen luciendo bien ahora que se posan justo por debajo de sus máximos. Parece que la firma pionera de autos eléctricos finalmente ha recuperado el aliento después de un rendimiento extraño y ajetreado en 2018.

El año pasado, Musk causó más de una controversia. En meses recientes, “troleó” a Twitter con su infame frase acerca del “financiamiento asegurado” para sacar a la compañía de la bolsa, recibió una fuerte multa de la SEC, fumó marihuana en el podcast de Joe Rogan y admitió que Tesla estuvo “a un solo dígito” de quebrar a principios de ese año, cuando la compañía intentó aumentar la producción de su Modelo 3.

Pero Tesla (y Musk) sobrevivieron. El Modelo 3 se convirtió en el auto de lujo más vendido de 2018 y las acciones de Tesla han escalado casi US$ 100 desde sus mínimos de octubre.

La última vez que revisamos a Tesla, en el diciembre pasado, la compañía de repente se había convertido en la firma automovilística con mejor desempeño en el año (tanto General Motors como Ford había sufrido caídas dos dígitos). Pronto veremos si Tesla logrará mantener su impulso y termina disparándose a sus máximos.

Saludos,
Greg Guenthner

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *